martes, 1 de enero de 2019

Historia de los dulces de Navidad


1. Introducción

En estas fechas tan señaladas en las que todo el mundo se apresura a preparar el árbol, el Belén y los dulces vamos a hablar de la historia de éstos últimos. Concretamente veremos la historia del turrón, los polvorones y el roscón de Reyes.

2. Historia del turrón

Hay varios orígenes establecidos para este dulce. Por un lado tenemos que en la Grecia clásica se hacía un alimento parecido al turrón, que estaba compuesto por miel, almendras y otros frutos secos.

Por otro lado tenemos que los árabes trajeron un postre denominado "turun" y que encontramos en el
tratado "De medicinis et cibis semplicibus" del siglo XI. La versión española del turrón nace en la provincia de Alicante alrededor del siglo XV, en época de Carlos V. Además, contamos con datos históricos gracias a los cuales podemos asegurar que el turrón ya existía en la actual Jijona en el siglo XVI.

Por último tenemos otro posible origen, según varios historiadores, en Barcelona durante el reinado de Felipe IV. En esta ciudad, un confitero llamado Turrons presentó unas obleas hechas con almendras y miel.

Fernando Galiana Carbonell, historiador jijonenco que ha dedicado muchos años de su vida a estos estudios, establece que la palabra turrón procede de "torrat", que era una mezcla de miel y frutos secos que se cocía directamente en el fuego para dar una masa consistente y fácil de manejar. Además, afirma que en Jijona se conocía el turrón antes del siglo XIV.

Respecto a la relación entre turrón y Navidad hay que destacar un libro llamado "Conduchos de Navidad" que data de 1584. Su autor, Francisco Martínez Montiño, era el jefe de cocinas de Felipe II y en él se reflejaba ya la costumbre de comer turrón en las fechas navideñas.


3. Historia de los polvorones

La historia de los mantecados y polvorones en España comienza en el siglo XVI por un exceso de producción en la cosecha como en el caso de las uvas en Nochevieja. El hecho se sitúa en Andalucía y fue a raíz del excedente de trigo y manteca de cerdo.

4. Historia del Roscón de Reyes

Para conocer los orígenes de este dulce nos tenemos que remontar a la Roma antigua, concretamente a un periodo del año conocido como Saturnales. Entre toda la comida que se preparaba para esta celebracióne está una torta a base de miel en la que eran introducidos algunos frutos secos, dátiles e higos.

Según parece fue en el siglo III d.C. cuando se introdujo la conocida haba ya que ésta se consideraba un símbolo indicador de prosperidad y de fertilidad. Tras la instauración del cristianismo como religión oficial vemos que la costumbre de comer este postre se mantiene aunque queda firmemente arraigada en Francia donde se convirtió en toda una tradición entre la realeza del lugar. La celebración era denominada "le Roi de la fave" ("el Rey del haba")

Será en el siglo XVIII cuando un cocinero con ganas de contentar a Luis XV, introdujo como sorpresa en el roscón una moneda de oro. Obviamente, el nuevo objeto adquirió más valor que el haba. Aunque la tradición del roscón y todo lo que conllevaba ya era conocida en España, es Felipe V quien trajo la novedad de introducir una moneda como premio (que luego pasó a ser una figurita de cerámica) a la vez que el haba se había convertido en un símbolo negativo.

Según algunas fuentes, la costumbre de introducir un haba desapareció, volviendo a reaparecer a mediados del siglo XIX, siendo escogida la tradicional fecha del día de Reyes para ser degustado y creando la parafernalia ya conocida por todos en la que quien encuentra la figura se corona como "rey de la fiesta" y quien encuentra el haba paga el postre a la vez de que se ganaba el nombre de "el tonto del haba", constituyendo el origen del insulto "tontolaba".


























No hay comentarios:

Publicar un comentario