lunes, 19 de marzo de 2018

"Spartacus: blood and sand" - review temporada 1


Recientemente he terminado la primera temporada y la verdad es que la recomiendo fervientemente. Dejando atrás el hecho de que los gladiadores eran los atletas de Roma y que por lo tanto no morían tan fácilmente (algo obvio ya que la inversión de dinero y su mantenimiento era elevada) es una serie con personajes bien construidos. 

Si nos fijamos en la serie desde el punto de vista de una serie tenemos varias tramas en marcha:  evolución de Espartaco dentro del ludus, las conspiraciones de Batiatus para obtener más poder y la evolución del resto de gladiadores hasta formar la rebelión.

Son unas tramas, en mi opinión, muy bien llevadas dejando claro que es mejor poco y bien que mucho y mal. Muchas series acaban plagadas de personajes y de tramas lo que hace que la mayoría de ellas se queden sin tiempo de desarrollo, como le pasa a la serie "Once upon a time", que en breve acabará, gracias a Dios.

Batiatus empieza a hacer una serie de jugadas, en concreto una, que verdaderamente me pilló por sorpresa y agradezco que una serie haga eso. Su esposa Lucretia y la esposa del legatus Glaber, Ilythia hacen un dúo potente. Es como un duelo de titanes que te mantiene en vilo hasta el final ya que es una pelea en la que las fuerzas están muy igualadas. La vida de los esclavos es tratada sin edulcorar en absoluto lo que, para una historiadora por lo menos, es de agradecer. Roma no es un cuento de Disney ni la vida de los esclavos un cuento de hadas en el que el poderoso se enamora del débil. Ese argumento se lo dejo a las series medievales. Ashur, a mi modo de ver, es algo más que el "Meñique" de Roma ya que podemos entrever el por qué de su manera de ser. En la precuela se podrá ver más de él así que no me la perderé porque es un personaje que intriga desde el primer momento.


Además de disfrutar con la trama de Espartaco, he disfrutado con la evolución de Crixus y la de Barca. Temí especialmente por la última trama ya que creía que iba a ser un cabo suelto pero no fue así. Esa trama queda resuelta así que la primera temporada queda como una trama cerrada en cierto modo. Es decir, podía haber terminado ahí y sería una historia cerrada de manera perfecta dejando el resto a la imaginación del espectador y a las fuentes escritas. Afortunadamente, hay más temporadas que ver. 

Como punto negativo he de señalar los pésimos efectos que consigue el departamento CGI y el excesivo recurso de la cámara lenta en los momentos de sangre. Ya sé que las peleas a espada no son bonitas pero no hay razón para que se graben de esa manera en el cerebro. Llega a resultar, en ocasiones, algo desagradable.

En fin, para resumir diré que no hay que perderse esta serie si uno siente la atracción por el mundo romano. La historia de Espartaco, la historia del esclavo que hizo temblar a Roma, es digna de ver sin lugar a dudas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario