sábado, 20 de enero de 2018

Ser historiador/-a actualmente


Si estás pensando en estudiar historia habrás oído cosas como éstas:

- ¿Cómo se te ocurre estudiar eso?
- ¿Historia? ¿Y luego qué?

Por eso quiero compartir con todos mis pensamientos al respecto, algo así como "La aventura de mi licenciatura".

  • Comienzo del viaje
Antes de llegar a la universidad era una estudiante, por así decir, "modelo". Era alguien con voluntad para pasar toda la tarde estudiando si hacía falta, alguien capaz de conseguir las mejores notas. Por ello quizás pensé que el salto a la universidad iba a ser fácil. Nada más lejos de la verdad.
  • Comienzo de la licenciatura
El salto fue más grande de lo que pensaba. Es algo para lo que no te preparan a decir verdad. La carga de trabajo aumentó con creces. Tras varias asignaturas, requisitos que uno no entiende por qué se tienen que cumplir (en mi caso me refiero a los malditos créditos de libre elección, los cuales los entendería si hubiera una oferta de cursos o de actividades relacionados con esta carrera pero no fue mi caso), pagos que resultan bastante abusivos (pagar por un curso con reconocimiento de créditos y pagar para que puedas incluir los créditos en el expediente es un abuso en toda regla para mí, especialmente en para las familias con pocos recursos) y exámenes donde vomitas toda la teoría consigues la licenciatura pero sin saber muy bien hacia donde ir.

Y por eso, en mi tercer año, tuve un poco de pérdida. Mi situación personal sumado a la carga de trabajo hizo que tuviera que buscar ayuda profesional que ofrecía la universidad. Se trata de ayudarte a planificar el trabajo y a tener una lista con las fechas de los exámenes así que no fue una "terapia" en el sentido estricto de la palabra pero aún así me dijo algo importante. Me dijo que buscara aquellas cualidades de mí que no habían sido atendidas del mismo modo que mis cualidades relacionadas con el estudio y los libros. Con ello aprendí que "historia" podía complementar cualquier cosa que hiciera.

Si estás pensando hacer este grado para después buscar trabajo de "historiador" el panorama te va a resultar muy duro. Este es un grado que te permite hacer todo lo que quieras. Serás historiador/-a sí, pero también puedes ser algo más:

  1. Está, por supuesto, la salida del profesorado de la que todo el mundo te hablará y tienen razón en hacerlo. Actualmente es una salida bastante viable.
  2. Está también la salida referente a la museología, archivística o biblioteconomía para trabajar en museos, archivos o bibliotecas. En esto te ayudará mucho los estudios que luego elijas tras acabar
  3. En los folletos verás cosas como recursos humanos o relaciones internacionales. Ten en cuenta que estos estudios te dan una formación transversal de la historia del mundo por lo que, en mi opinión, la segunda opción, si cuentas con idiomas, es una salida bastante interesante.
  4. El turismo, por supuesto también es otra opción. Recientemente he estado en un "club de empleo" de mi ciudad y comentaron, como yacimientos de empleo, el trabajo de "gestor de destinos culturales" como algo que está creando empleo actualmente. A eso se le suma, por supuesto, el de guía turístico.
  5. Por supuesto también está el mundo de la arqueología. Si te gusta estar ahí para saber todo lo que un yacimiento puede ofrecer ésta es tu salida. 
Quizás en los folletos sobre estos estudios verás alguna salida más pero hay algo que directamente quiero añadir a todas estas salidas. Seguramente habrás recibido, como yo, muchos mensajes diciéndote que busques opositar porque eso es un trabajo seguro para toda la vida. Pero ya has visto en esta crisis lo que les ha pasado a los funcionarios. Además, en el "club de empleo" he visto a personas que se han pasado toda la vida trabajando en algo y que ahora, debido a la crisis, estaban en el paro. Por esta razón quiero transmitirte otra manera de enfocar estos estudios.
  • La capacidad de crearte tus salidas
Estamos en un mundo donde se habla mucho de la palabra "emprendimiento". No ceso de ver personas que tenían unos estudios pero al final han acabado ganándose la vida de otra manera. Entiendo que no quieras ser historiador/-a para luego acabar de dependiente. Por suerte para ti, tu formación se puede complementar con otras cosas.

No sé si conoces que desde el punto de vista nutricional se está hablando mucho de la "nutrición evolutiva" y de la "paleodieta". No se trata de ninguna dieta milagro sino de una manera de comer más natural y con menos procesados. Esto no es un blog de nutrición y yo no soy nutricionista así que no ahondaré más. Lo he dicho para que veas como actualmente se ha unido el conocimiento de la prehistoria con la nutrición. 

Si eres deportista debes saber que también existe el "paleotraining" que es un tipo de entrenamiento funcional para recuperar la funcionalidad básica del ser humano (saltar una determinada altura, caer y levantarse, trepar, etc.) Algo que, en un mundo sedentario como el nuestro, se ha perdido bastante.

Si te gusta la informática también lo puedes complementar con la historia y dedicarte a la creación de videojuegos. ¿No te gustaría crear un videojuego sobre, por ejemplo, la guerra de la independencia española y hacer que la persona se ponga en la piel de "El Empecinado", del general Castaños o de Agustina de Aragón? Un videojuego es una buena manera de enseñar historia y, a la vez, divertir a la persona.

¿Quieres ser asesor histórico en televisión? En ese caso fórmate en marketing para venderte por Internet y permanece atento a becas como las que lanza Mediaset. Eso sí, según los últimos requisitos deberás tener un C1 en inglés.
  • Conclusión: ¿por qué estudiar historia?
Los profesionales de la cultura somos muy desvalorados pero estamos más presentes en la sociedad de lo que crees. Somos los que conservamos la identidad de los pueblos peleando contra el tiempo para que no se lleve los vestigios de años atrás. Somos los que ponemos en valor monumentos y yacimientos y, con ello, contribuimos al turismo cultural. 

Esto exige algunos complementos que deberás buscar sí o sí. El primero es el de los idiomas y, especialmente, el inglés. Sin el título de Cambridge, por desgracia, es difícil avanzar. Y en segundo lugar elegir los estudios de posgrado según hacia donde quieras enfocar tu carrera. Recuerda que estos estudios pueden sacar no solamente la parte de ti dedicada al estudio sino otras aptitudes tuyas. Podrás desarrollarte más de lo que piensas. El límite lo pones tú.

Seguidamente te animo a crear. ¿Te gustaría crear un restaurante en el que los platos sean recetas antiguas o que esté ambientado en una determinada época? ¡Adelante! ¿Quieres crear tu propia revista digital sobre una determinada época? ¡Adelante! Crea tus propias salidas y esta carrera te llevará tan lejos como cualquier otra. Pero eso sí, exige trabajo y paciencia.

¡Y bienvenido al grupo de profesionales de la cultura!












No hay comentarios:

Publicar un comentario