martes, 1 de enero de 2019

Historia de los dulces de Navidad


1. Introducción

En estas fechas tan señaladas en las que todo el mundo se apresura a preparar el árbol, el Belén y los dulces vamos a hablar de la historia de éstos últimos. Concretamente veremos la historia del turrón, los polvorones y el roscón de Reyes.

2. Historia del turrón

Hay varios orígenes establecidos para este dulce. Por un lado tenemos que en la Grecia clásica se hacía un alimento parecido al turrón, que estaba compuesto por miel, almendras y otros frutos secos.

Por otro lado tenemos que los árabes trajeron un postre denominado "turun" y que encontramos en el
tratado "De medicinis et cibis semplicibus" del siglo XI. La versión española del turrón nace en la provincia de Alicante alrededor del siglo XV, en época de Carlos V. Además, contamos con datos históricos gracias a los cuales podemos asegurar que el turrón ya existía en la actual Jijona en el siglo XVI.

Por último tenemos otro posible origen, según varios historiadores, en Barcelona durante el reinado de Felipe IV. En esta ciudad, un confitero llamado Turrons presentó unas obleas hechas con almendras y miel.

Fernando Galiana Carbonell, historiador jijonenco que ha dedicado muchos años de su vida a estos estudios, establece que la palabra turrón procede de "torrat", que era una mezcla de miel y frutos secos que se cocía directamente en el fuego para dar una masa consistente y fácil de manejar. Además, afirma que en Jijona se conocía el turrón antes del siglo XIV.

Respecto a la relación entre turrón y Navidad hay que destacar un libro llamado "Conduchos de Navidad" que data de 1584. Su autor, Francisco Martínez Montiño, era el jefe de cocinas de Felipe II y en él se reflejaba ya la costumbre de comer turrón en las fechas navideñas.


3. Historia de los polvorones

La historia de los mantecados y polvorones en España comienza en el siglo XVI por un exceso de producción en la cosecha como en el caso de las uvas en Nochevieja. El hecho se sitúa en Andalucía y fue a raíz del excedente de trigo y manteca de cerdo.

4. Historia del Roscón de Reyes

Para conocer los orígenes de este dulce nos tenemos que remontar a la Roma antigua, concretamente a un periodo del año conocido como Saturnales. Entre toda la comida que se preparaba para esta celebracióne está una torta a base de miel en la que eran introducidos algunos frutos secos, dátiles e higos.

Según parece fue en el siglo III d.C. cuando se introdujo la conocida haba ya que ésta se consideraba un símbolo indicador de prosperidad y de fertilidad. Tras la instauración del cristianismo como religión oficial vemos que la costumbre de comer este postre se mantiene aunque queda firmemente arraigada en Francia donde se convirtió en toda una tradición entre la realeza del lugar. La celebración era denominada "le Roi de la fave" ("el Rey del haba")

Será en el siglo XVIII cuando un cocinero con ganas de contentar a Luis XV, introdujo como sorpresa en el roscón una moneda de oro. Obviamente, el nuevo objeto adquirió más valor que el haba. Aunque la tradición del roscón y todo lo que conllevaba ya era conocida en España, es Felipe V quien trajo la novedad de introducir una moneda como premio (que luego pasó a ser una figurita de cerámica) a la vez que el haba se había convertido en un símbolo negativo.

Según algunas fuentes, la costumbre de introducir un haba desapareció, volviendo a reaparecer a mediados del siglo XIX, siendo escogida la tradicional fecha del día de Reyes para ser degustado y creando la parafernalia ya conocida por todos en la que quien encuentra la figura se corona como "rey de la fiesta" y quien encuentra el haba paga el postre a la vez de que se ganaba el nombre de "el tonto del haba", constituyendo el origen del insulto "tontolaba".


























miércoles, 5 de diciembre de 2018

Mitos en torno a los gladiadores


1. Introducción

Normalmente lo que me encuentro es una imagen de la historia deformada por cine y televisión y, por eso mismo, quiero complementar mi último artículo para Archivos de la Historia con una explicación de varios conceptos en torno a los gladiadores. En ese artículo hablo del tema de la muerte en la arena y de su vida en el ludus, algo que no está demasiado bien representado en cine y televisión, pero hay más cosas que aclarar como el típico saludo que se relaciona con ellos y la señal de vida o de muerte.

2. Mito número 1: ¡Ave César, los que van a morir te saludan!

Seguro que has oído esto en más de una ocasión ¿verdad? Es algo que atribuimos sin lugar a dudas a los gladiadores cuando esta asociación, en realidad, no es correcta. El culpable de este error es el pintor francés Gérôme.

La realidad detrás de este mito es que en el año 51 hubo una naumachia celebrada en el lago Fucino. Los condenados (damnati ad gladium) que debían luchar hasta la muerte decidieron probar suerte y dirigir un saludo al emperador Claudio para halagarle con la esperanza de que les perdonara la vida. El saludo en cuestión fue "Ave imperator, morituri te salutant" (¡Ave emperador, los que van a morir te saludan!), según recogen Suetonio (Claudius, 21.6) y Dión Casio (60.33)

"Ave Caesar, morituri te salutant", 1859 Jean-Léon Gérôme
Esa fue la única ocasión en la historia de Roma en la que se pronunció un saludo semejante.

En 1859 el pintor francés Jean-Léon Gérôme realiza un cuadro en el que se ve a varios gladiadores en la arena de un anfiteatro saludando con el brazo en alto al emperador.
Despreciando las fuentes citadas Gérôme se tomó la licencia de titular el cuadro "Ave Caesar, morituri te salutant", poniendo el saludo en boca de los gladiadores y cambiando las palabras del mismo.


Escena de la película Gladiator  de Ridley Scott, año 2000
El error se mantuvo en la novela Quo Vadis y en su película. Posteriormente, la famosa película Gladiator mantuvo también ese error poniendo ese saludo en boca de los gladiadores como el llamado "Tigre de la Galia" en la escena que muestra la foto.

Está visto que se le hace caso a cualquiera menos al asesor histórico. Para que luego la gente diga que por qué estudiamos historia.

3. Mito número 2: Pulgar arriba, pulgar abajo

Este es otro mito archiconocido relacionado con el mundo de los gladiadores. El indulto era pedido gritando "missio" y agitando un extremo de la toga o un pañuelo, y su muerte gritando "iugula" representando con el pulgar el gesto de degollar, esto es, ponía el pulgar apuntando hacia la garganta y se lo pasaba de izquierda a derecha, con el puño cerrado. El editor, por su parte, aprobaba esas peticiones reproduciendo esos mismos gestos. La interpretación de que el pulgar se ponía apuntando a la garganta, imitando el gesto de degollar, ya fue aceptada hace tiempo por los estudiosos. Las fuentes, además, recogen la expresión verso pollice (pulgar vuelto):

JUVENAL, 3-36: "verso pollice vulgus cum iubel, occidunt populariter" (con su pulgar vuelto [los editores] alegremente matan a quien la muchedumbre pide [matar])

Una vez más debemos achacar este error a Gérôme. En 1872 presenta un cuadro en el que se muestra a un gladiador vencedor que está pisando con su pie derecho el cuello del derrotado. Ambos dirigen la mirada hacia el palco de las vestales, las cuales están dando el veredicto apuntando con el pulgar hacia el suelo. Gérôme tituló el cuadro "Pollice verso" creando así la relación de la expresión con el gesto.

3. Mito número 3: Rendición levantando dos dedos

Esto es algo que hemos visto por ejemplo en la serie más reciente llamada Spartacus y que tampoco es cierto. La norma era tirar el escudo y levantar un dedo, no dos.

MARCIAL, Spect., 29.5: "Lex erat, ad digitum posita concurrere parma" (La ley era luchar hasta levantar el dedo habiendo tirado el escudo)

4. Conclusión

Siempre que tratemos un tema específico de la historia debemos acudir a las fuentes y poner todo lo que nos han dicho en cuarentena. La historia, por desgracia, ha estado, está y estará siempre expuesta a intereses de las personas. En el caso de los gladiadores hay mucho por conocer y mucho por desmentir por culpa de tergiversaciones que se han hecho a lo largo de los años. Por eso defendamos el pensamiento crítico, busquemos las fuentes y atendamos a lo que los historiadores podemos decir.

5. Bibliografía

MAÑAS, Alfonso, Gladiadores. El gran espectáculo de Roma, Ariel Historia, Madrid, 2018.







martes, 20 de noviembre de 2018

Historia de la extracción dentaria en Grecia


1. Introducción

Una de las cosas que más eché de menos durante la carrera universitaria es poder adentrarme en la microhistoria. Por eso, ahora que ya he terminado quisiera adentrarme en la historia de las cosas que nos rodean: costumbres, frases, objetos, alimentos, etc.

Hoy hablaremos de la historia de la odontología y de cómo ha estado presente en la cultura griega.
2. Leyendas
Grecia es la cuna de muchos de los conceptos con los que hoy vivimos. Es la cuna de la democracia, de la filosofía y también de la medicina. Además, es el lugar donde pasamos del mito a la explicación racional de los acontecimientos, lo que desembocó en el nacimiento de la historia gracias a personalidades como por ejemplo Heródoto.
Por descontado también encontramos una extensa mitología así que antes de hablar de lo “racional” vamos a explorar las leyendas griegas en torno a la odontología con dos ejemplos.
2.1 Los descendientes de Apolo
De la unión del dios Apolo (dios conocido por ser el dios de las artes, del arco y la flecha aunque también era el dios de la muerte súbita, de las plagas y enfermedades además de ser el dios de la curación y de la protección contra las fuerzas malignas, dios de la belleza, de la perfección, de la armonía, del equilibrio y de la razón) con la ninfa Coronis nació Asclepio a quien se le atribuye la invención de la sonda y los vendajes.
Asclepio II, su sucesor, ideó la sangría y Asclepio III es considerado el iniciador de las extracciones dentarias e inventor de la "odontagra". El mismísimo Homero le hizo intervenir en la guerra de Troya junto a sus hijos Podalirio y Macaón.
2.2 La leyenda de Cadmus
Cadmus peleando contra el dragón
En la historia de Grecia podemos encontrar otro héroe que rivaliza con Asclepio en popularidad. Se trata de Cadmus, fundador de Tebas.

Cadmus, aconsejado por el oráculo de Delfos, atraviesa el Bósfaro siguiendo los pasos de una ternera. Donde esta se detiene decide fundar la ciudad de Tebas, pero antes ofrece en sacrificio el animal a Atenea, su protectora.

Para la ceremonia necesita agua lustral y envía a varios guerreros a buscarla a la fuente Areia. Allí moraba un dragón, hijo de Ares (Marte), que acabó con la pequeña tropa. Cadmus se propone vengarles y ataca al dragón. La pelea es dramática hasta que la bestia cae abatida por la lanza del Tirio.

Aquello era un sacrilegio pues se trataba (aunque le olía el mal aliento) de un hijo de un dios. Por eso Palas Atenea aconseja a Cadmus que arranque los dientes al dragón y los siembre en la tierra.
De ellos nacen numerosos guerreros que se matan entre sí. Con los supervivientes el fenicio funda la ciudad de Tebas y ya perdonado se casa con Harmonie, hija de Afrodita y Marte.

Así pues, Cadmus, aunque fuera a una sierpe alada, le desarraigó los dientes como un verdadero experto en la materia.

3. La primera ilustración de una extracción dentaria
En 1830 se encontró, en un túmulo funerario de una mujer de Crimea, un vaso de electrum (mezcla de oro y plata) con una altura de 13 cm y un peso de 328 gramos. Data del siglo IV d.C. y posiblemente fue hecho por un griego o por un escita helenizado de alguna ciudad del mar Negro.
El vaso, con una base, una panza y un cuello rematado con un anillo o boca, cuenta con una representación de siete personajes cuya indumentaria es escita. Uno de ellos tensa un arco rodilla en tierra pero lo que más nos interesa es el último grupo. 
En él vemos dos guerreros, uno de los cuales mete su mano en la boca del otro, con la intención de extraerle un diente. El paciente tiene la cara crispada por el dolor e intenta sujetar el brazo del cirujano, quien a su vez le sujeta con la mano izquierda la cabeza para que no se mueva. Ambos están arrodillados y el operador actúa de frente.
4. Instrumental
Los médicos griegos eran además “quirurgos”, es decir, cirujanos que curaban con las manos cosas como fracturas o dislocaciones, e incluso operaban tumores, extraían flechas y se atrevían con
Odontagra
problemas oculares.
En tiempos de Hipócrates, uno de los médicos más famosos nacido en la isla jónica de Kos, las extracciones dentarias debían ser muy frecuentes ya que él mismo, en su obra De Medicina, comenta lo siguiente:
“Tales son los instrumentos necesarios en el gabinete de un médico y al mantenimiento de los cuales el discípulo debe dedicarse. En cuanto a los instrumentos para arrancar los dientes (odontagra) y para asir la campanilla, el primero a mano puede servir, pues manifiestamente su empleo es muy simple.”

No obstante, aunque el manejo de la odontagra fuera sencillo, no quiere decir que se aconsejara usarlo así como así ya que se consideraba que arrancar dichos órganos era una maniobra sumamente peligrosa.
Diocles de Carystos que vivió en el siglo IV a.C., discípulo de Aristóteles y descubridor del uréter y los ovarios, dejó dicho en uno de los Fragmentos de su obra, que ha llegado hasta nosotros, que no se debían extraer los dientes con instrumentos, sino movilizarlos con una composición de azafrán y goma arábiga, que luego permitiera sacarlos con los dedos. Podríamos decir que esto marcó el principio de los procedimientos medicamentosos.
Será Aristóteles quien haga la primera explicación del mecanismo de actuación del fórceps dental. Lo que sucede, según él, es que en realidad el fórceps está formado por dos ramas que funcionan en sentido opuesto y cuyo punto de unión sirve al mismo tiempo de punto de apoyo.
5. Conclusión
Muchas de las cosas que hoy en día nos acompañan tienen una historia que se remonta a miles de años atrás. Descubrir estas cosas forma parte de la maravilla del oficio del historiador.
En el caso de la extracción dentaria ya hemos visto como médicos y personalidades de la talla de Aristóteles prestaron atención a esta parte de la anatomía humana y vieron los problemas que podía acarrear tanto los dientes en mal estado como intervenir de forma errónea ya que muchos incluso morían.
6. Bibliografía
GONZÁLEZ IGLESIAS, Julio, Historia de la extracción dentaria, Inibsa Laboratorios, 2007.







domingo, 14 de octubre de 2018

"Gladiador" de Gordon Russell

Adentrarse en el mundo de la esclavitud romana me parece unas de las cosas más apasionantes de la historia de esta civilización. Por desgracia, intentar conocer este mundo a través de las novelas implica no poder conocer demasiado ya que, como desarrollaré en un próximo artículo para "Archivos de la Historia" las reglas del deporte gladiatorio son bastante distintas a lo que uno piensa. Ello es debido a que el cine y las novelas mantienen una serie de mitos, de los que también hablaré, en torno a los gladiadores que no son reales en absoluto.

Pero me considero alguien que, en líneas generales, es bastante tolerante con respecto a las películas, novelas y series. Lo primero que me "chirría" por así decir, son los fallos de guión, las historias mal construidas y los personajes poco definidos. Si la calidad a nivel narrativo e interpretativo (en el caso de series y películas) es bueno entonces puedo "olvidarme" de los "peros" que pueda haber en base a la historia ya que cuando leo o veo algo en el cine o en la TV pienso en disfrutar y no en que voy a recibir una lección de historia. Para eso tengo los libros y los artículos de Dialnet (página web que os recomiendo)

Dicho esto he de decir que esta novela me gustó mucho ya que combina una trama llena de acción, elementos místicos (se hace referencia al culto de Mitra e incluso a un rito de "iniciación"), romance y dosis de historia de Roma ya que es la historia de cómo un chico normal se convierte en secutor, uno de los muchos tipos de gladiadores que existían en Roma y de los que hablaré próximamente porque el tema de lo que pasa en un anfiteatro da para mucho, creedme.

Sí que es verdad que el protagonista se ve "envuelto" en el mundo de los gladiadores de una forma poco creíble ya que las estrellas de la arena vivían como reyes y tenían cada vez más posibilidades de obtener la missio (y por lo tanto tenían más posibilidades de salir con vida de la arena), ya que, al haber ganado muchos combates, cada vez lo conocía más gente. Además, que la media de combates de un gladiador eran de 10 aproximadamente. Eso, sumado al agotamiento, a la posibilidad de obtener heridas que si bien no te mataban en el momento lo hacían después y a la alimentación en Roma, hacía que las probabilidades de superar el umbral de 10 fuera difícil. Teniendo en cuenta además que los gladiadores eran como Cristiano Ronaldo en el mundo actual hace difícil que un gladiador pueda huir sin que nadie lo conozca. Pero bueno, la trama me entretuvo, la encontré muy bonita así que, a pesar de todo, disfruté el libro.

¡Feliz lectura!

jueves, 20 de septiembre de 2018

La Inquisición: mitos y realidades


1. Introducción

Mucho se dice sobre la Inquisición pero pocos son los que la investigan a fondo. Hablar sobre la Inquisición es hablar de algo más complejo que un simple grupo de personas que forman parte del clero católico que juzgan a judíos. Es hablar también de intereses políticos y económicos. Cada momento de la historia hay que tratarlo con calma y conociendo bien su contexto. Por esta razón, los que escribimos sobre historia, buscamos fuentes y no nos basamos en dos frases destinadas únicamente a condenar los sentimientos religiosos de una persona y no a aportar algo de luz sobre este tema. Usar la historia como arma no es ser culto.

2. Situación religiosa en España

A muchos les sorprenderá esto pero los inquisidores de Cuenca, en 1490, decían que "el buen judío y el buen musulmán, si actuaban correctamente, podían ir al cielo como el buen cristiano". Esto no quiere decir que la situación religiosa en España estuviera marcada por una relación maravillosa e idílica entre las tres religiones monoteístas.

Henry Kamen, en su libro "La Inquisición Española", el cual recomiendo fervientemente, ofrece un análisis pormenorizado de los grupos en los que podemos dividir los testimonios que tenemos para tratar de averiguar cuál era la situación de los conversos antes del 1492. Actualmente podemos contar con:
  • Los testimonios de los judíos
  • Los testimonios de los conversos
  • Los testimonios de los enemigos de los conversos
Entre los judíos no parecía haber dudas del cristianismo de los conversos. Cuando los rabinos del norte de África eran consultados sobre el tema su contestación era clara: los cnversos no debían ser considerados como convertidos contra su voluntad.

Entre los conversos encontramos voces que intentaban defender la autenticidad de su cristianismo. Los enemigos de los conversos eran aquellos cristianos que los criticaban sin cesar.

3. Mito número 1: Se aceptó a la Inquisición en las ciudades españolas sin ningún problema.

Falso. Henry Kamen, en su libro ya mencionado, describe varios altercados en ciudades de España que protestaron por el establecimiento de la Inquisición como es el caso de Zaragoza, Teruel, Valencia y Barcelona. Conflictos en los que tuvo que intervenir la corona para eliminar la resistencia.

4. Mito número 2: La Inquisición estaba bajo control del papado. El poder político no intervino para nada ya que no se metían en asuntos que eran controlados desde Roma.


Papa Sixto IV
Para contestar a esto tomaremos el año 1482 como ejemplo. El 29 de enero de 1482, el papa Sixto IV revocó los poderes concedidos por la bula papal del 1 de noviembre de 1478 permitiendo a los inquisidores continuar su trabajo en la diócesis de Sevilla a condición de que se sometieran a la autoridad del obispo. Fernando, en aquellos años, estaba sumergido en una política destinada a controlar el pago de la Inquisición en Aragón.

Tras ver cómo saltaban las alarmas en Barcelona, Zaragoza y Valencia, es decir, los centros principales de este tribunal, Sixto IV respondió con una bula el 18 de abril de 1482 por la que se promulgó que los funcionarios episcopales actuarían conjuntamente con los inquisidores y se comunicaría el nombre y el testimonio de los acusadores al acusado, al que se le permitiría asistencia legal. Además, sólo se utilizarían las cárceles episcopales y se permitiría apelar a Roma. Fernando respondió al papa en tono ultrajado el 13 de mayo de 1482 con una carta que dice así:

"Me han contado cosas, Santo Padre, que, de ser ciertas, sin duda merecerían el mayor de los asombros. Se dice que Su Santidad ha concedido a los conversos un perdón general por todos los errores y delitos que han cometido...Sin embargo, yo no he dado crédito a esos rumores, porque parecen cosas que de ningún modo habrían sido concedidas por Su Santidad, quien tiene un deber para con la Inquisición. Pero si por acaso hubieran sido hechas concesiones por la persistente y astuta persuasión de los citados conversos, no pienso permitir jamás que surtan efecto. Tenga cuidado por lo tanto de no permitir que el asunto vaya más lejos, y de revocar toda concesión, encomendándonos el cuidado de esta cuestión."

Tras esto, en octubre quedó suspendida la bula y, el 17 de octubre de 1483, Torquemada era nombrado inquisidor general de Aragón, Valencia y Cataluña.

Así que podemos decir que la corona sí que quiso controlar la Inquisición aunque se tratara de una institución religiosa que debía controlar Roma en última instancia.

5. Mito número 3: Nadie movió un dedo por los conversos.


Fray Hernando de Talavera
¡Cuál fue mi sorpresa al ver que esto no era cierto! Como siempre, hubo voces en todos los bandos. Por ejemplo citaremos el caso del arzobispo de Toledo, Alonso Carrillo que, en 1468, condenó a los gremios de Toledo que se habían constituido siguiendo criterios raciales, por los cuales, unos excluían a los conversos y otros a los cristianos viejos. La asociación en función de la raza quedaba prohibida bajo pena de excomunión.


Hernando de Talavera, consejero de Isabel, por un lado atacaba las pretensiones de algunos conversos  y judíos que se erigían como una nación especial dado que pertenecían al linaje de Jesús de Nazaret, y por otro, criticaba el antisemitismo del que eran objeto los conversos.

6. Mito número 4: Las torturas estaban a la orden del día.

En palabras de Henry Kamen: "En una época en que el uso de la tortura era general en los tribunales penales europeos, la Inquisición española siguió una política de benignidad y circunspección que la deja en lugar favorable si se compara con cualquier otra institución. La tortura era empleada sólo como último recurso y aplicada en muy pocos casos."

Sí que es verdad que estas palabras no restan crudeza a la situación ya que nos encontramos casos en los que ancianos fueron torturados o incluso niños, caso del "asesinato ritual" del niño de Cádiz por el que fue detenido Joseph Cortada, un niño de 10 años.

7. Conclusión

Hablar de la Inquisición es hablar de un tema complejo a la par que oscuro. Todavía tenemos mucho que saber del tribunal ya que, por un lado, encontramos gente que no sabía lo que tenía que buscar ya que no sabía lo que significaba ser judaizante. Por otro lado, encontramos inquisidores con una gran capacidad de análisis que fue capaz de descubrir la verdad, por ejemplo, en el norte de España donde, supuestamente, vivía un gran número de brujas cuando eran personas que simplemente usaban remedios naturales para sus males. Se trata de un periodo más que negativo en la historia de la Iglesia pero que no debemos usar para ver que todo en la Iglesia es negativo como lo fue antaño.

Separemos la historia de los sentimientos por favor. Hablar de la Inquisición es, como todo acontecimiento histórico, hablar de personas que eligieron el bando correcto y de personas que, por desgracia, eligieron el bando negativo como ocurre actualmente y como ocurrirá hasta el fin de la humanidad. No podemos, verdaderamente, hacer historia si olvidamos esto.

8. Bibliografía

TORRES AGUILAR, Manuel (1998-99), Un menor ante la Inquisición de Sevilla: el "asesinato ritual" del niño de Cádiz, Revista de Historia Moderna nº17, pp. 279-310

KAMEN, Henry (2004), La Inquisición española. Una revisión histórica, Barcelona, Ed. Crítica.

















viernes, 7 de septiembre de 2018

¿Estás interesado en la historia de Roma? "Un año en la antigua Roma" es tu libro



Queridos amantes de la cultura,

Ya tenía ganas de escribir algo sobre este libro. Cuando se habla de historia normalmente se piensa en personas que escriben rodeados de manuales tan voluminosos como un puño y con un texto que dormiría a cualquiera. Personas que enlazan un manual con otro y que se muerden las uñas hasta que ven el anuncio de una conferencia sobre historia en cualquier museo. Eso es lo que sigo viendo en la cara de las personas que me oyen decir que he estudiado historia. Las mismas personas que al leer "libro de historia" piensan en un libro en el que aparecen una serie de acontecimientos históricos junto a su fecha ordenados cronológicamente ya que parece ser la única forma de escribir sobre historia.




Pues bien, este libro demuestra que todo es mentira. "Un año en la antigua Roma. La vida cotidiana de los romanos a través de su calendario" es un libro pensado para disfrutar de la historia sumergiéndose en algo tan olvidado, incluso por los propios historiadores en ocasiones, como es la microhistoria, el día a día de la gente como tú y como yo.

Por esa razón este libro se ha convertido en el primero de la lista ahora que inicio mi inmersión en el mundo romano de una forma más tranquila y sosegada. La historia es algo que hay que disfrutar y más la historia de una civilización a la que debemos mucho. Sin ir más lejos nos ha dado, entre otras cosas, pensadores de gran calibre, obras literarias y arquitectónicas maravillosas y, tal y como descubrirás con este libro, el calendario.

¿Sabes por qué "febrero" tiene 28 días salvo los años bisiestos? ¿Sabes de dónde viene la palabra "bisiesto"? ¿Y por qué los meses de "julio" y "agosto" se llaman así? ¿Sabes que nuestra definición de "nefasto" viene del calendario romano? 

En este libro aprenderás cómo el calendario regía la vida del romano de a pie: las cosas que podía hacer y las que no, los tiempos para honrar a sus antepasados, los momentos en los que podía litigar con alguien y los que no, cuándo empezaba su labor y cuándo acababa (ya sé que eso es fácil de suponer pero aún así personalmente me gusta leer sobre estas cosas por temas relacionados con la salud y, más concretamente, la forma en la que respetábamos antes los ritmos circadianos pero eso es harina de otro costal)

En resumen, este es un libro con el que el lector disfrutará muchísimo y estoy segura que sentirá más curiosidad por aprender más sobre el mundo romano. Con un lenguaje ameno, es un libro que recomiendo a todos aquellos que, al ir a comprar un libro, necesiten hacerlo con la seguridad de que no van a fallar. Mis más sinceras felicitaciones desde aquí a Néstor F. Marqués González por su trabajo.








miércoles, 27 de junio de 2018

Reflexiones tras un examen



Tras una larga licenciatura y diversos cursos, con sus correspondientes exámenes y trabajos que entregar, he vuelto a enfrentarme a un examen. El culpable de esto es el "bendito" First Certificate. Algo que es indispensable, según parece, si quieres tener posibilidad de un trabajo en estos tiempos. Por desgracia no puedo compartir si he aprobado o no después de meses de trabajo ya que hasta dentro de un mes no saldrán las notas, pero sí puedo compartir mis consejos para enfrentarse a un examen sin que la vida o la autoestima se vayan por la ventana:

  1. Yo también he sido del grupo "estudiar el último día hasta que el cuerpo aguante", sin embargo en esta ocasión lo he hecho diferente. El día antes del examen oral no miré ningún libro sobre el idioma (algo difícil porque tengo toneladas). No miré ni gramática ni vocabulario. Simplemente me limité a ver una serie. Además me compré unas zapatillas Nike nuevas a modo de "premio" por lo que había trabajado. En otras palabras, hice las paces conmigo misma. Me dije: "Has mantenido la inensidad a la hora de estudiar todos los días hasta este momento. Pase lo que pase en el examen se ha hecho lo que se ha podido. Has cumplido." Y el resultado fue sorprendente para mí. Tuve algo de nervios pero nada que ver con lo pasado durante la licenciatura. Es más, desaparecieron enseguida.
  2. Puede parecer que sin este examen lo tienes crudo pero eso es mentira y debes saberlo. Hay personas que consiguen trabajo sin el First Certificate del mismo modo que hay personas que consiguen trabajo y no tienen el carnet de conducir. Esto no quiere decir que no te saques ambas cosas si puedes. Sólo quiero que recuerdes que estos exámenes no determinan tu futuro. No depende de estos exámenes que acabes en la calle o que seas rico. Este punto es importante porque si de verdad consideras que del First depende tu futuro irás con mucha inseguridad a las entrevistas de trabajo mientras no lo tengas y ese, y no el First, es un punto que sí que actúa de forma considerable en tu contra en una entrevista de trabajo.
  3. Haz ejercicio regularmente e incluye en tu rutina algún momento para hacer algún ejercicio de respiración o mira algún video de motivación. Poco a poco eso ayudará a reprogramar tu mente para que te des cuenta de que tienes todos los talentos que necesitas para seguir adelante, que tu mente es una gran arma y que eres capaz de todo lo que te propongas. Y con respecto al examen, si no se consigue en esa ocasión se conseguirá después. Recuerda que cada día es una oportunidad más para crecer y llegar hasta donde te propongas.

Personalmente asimilar estos "conceptos" me ha resultado duro pero mi cuerpo me lo ha pedido. En un país en el que encontrar trabajo es muy complicado ya que hay muchos requisitos que cumplir, la fuerza interior es lo único que tenemos para no venirnos abajo. Aquí os dejo un video para ver todas las mañanas (precisamente en inglés pero tranquilos que hay posibilidad de poner subtítulos en español):


Aunque tu situación sea muy complicada, y lo digo sabiendo lo que escribo porque yo estoy en una, siempre hay una posibilidad de avanzar aunque sea dando un paso al día. En una ocasión durante la licenciatura tuve que ir al psicólogo y éste me dijo una frase importante: "Para ir a China hay que hacer lo mismo que para ir al servicio: un paso después de otro." Aquel año logré aprobar más asignaturas que las que pensaba en un principio que iba a aprobar debido a mi estado psicológico.

Un paso todos los días, nada más. Si eso es todo lo que puedes hacer, hazlo. Verás que dentro de un tiempo habrás llegado más lejos de lo que piensas.